Primeros pasos con Ubuntu Server

Logo Ubuntu

Hoy, a petición de un amigo voy a explicar un poco la diferencia entre un cliente y un servidor así como los primeros pasos que casi todo el mundo tiene que llevar a cabo en una nueva instalación de un servidor Ubuntu (o Debian) antes de empezar a instalar los servicios que el servidor proporcionará bien a nuestra red local o bien al exterior.

 

 

Cliente y servidor, ¿cuál es la diferencia?

La diferencia más notable es que “normalmente” un sistema operativo cliente (o desktop) cuenta con una interfaz gráfica que lo dota de muchísima facilidad a la hora de usarlo por el usuario medio. Aplicado a la red, un cliente es aquel que necesita de un servidor para realizar una o más tareas, como gran ejemplo un ordenador con una aplicación para leer el correo electrónico es un cliente ya que necesita de un servidor para poder pedir el correo que ha recibido (en este caso el servidor sería el “buzón” de correo.

Vale, eso ya lo sabía, ¿qué más?

Una cosa a tener en cuenta con cualquier distribución de linux es que todas usan por defecto un sistema de archivos “extended” (ext2, ext3 ó ext4) y que la mayoría de ellos están disponibles en tanto versiones de 32 y 64 bits como en versiones desktop (cliente) y servidor. También hay que plantearse varias preguntas, como: ¿para qué lo voy a usar? ¿van a cambiar mis necesidades a corto plazo? ¿qué distribución (con soporte) va a tener disponibles suficientes recursos en mi máquina? ¿qué distribución debería elegir? (la pregunta del milenio)

Ya tengo mi Ubuntu Server instalado, ¿qué tengo que hacer?

Lo primero que te interese hacer será configurar una IP estática para él para que ésta no cambie a no ser de que lo necesitemos. Una vez con acceso a Internet lo primero a realizar será una actualización de los repositorios (sudo apt-get update) y instalar todas las actualizaciones del sistema (sudo apt-get upgrade)

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *